Arte urbano, las calles cuentan su historia.

Josep Renau, más que un artista

 

 

(Valencia, 17 de mayo de 1907 - Berlín, 11 de noviembre de 1982)

A veces, cuando se reconoce a un artista, otros quedan relegados a un segundo plano.

 

¿Quién no conoce a Picasso y su famoso “Guernica”? Sin embargo, ¿cuántos saben quién fue el responsable de realizar el encargo al pintor malagueño?

 

Para aquellos que aún no lo sepan, se trata de uno de nuestros grandes pioneros del diseño gráfico: Josep Renau cuya obra, tan comprometida políticamente, no interesó ser promovida por la cultura oficial del régimen franquista durante la dictadura. 

 

Josep Renau Berenguer, nació en Valencia en 1907. Hijo de un pintor y profesor de dibujo de la Escuela de Bellas Artes San Carlos de Valencia ingresó en esta misma escuela con tan sólo doce años, donde estudió Bellas Artes entre 1919 y 1925 y donde trabajaría como profesor entre 1932 y 1936.

 

Desde la adolescencia trabajó en la litografía Ortega, donde aprendería los oficios de pintor y litógrafo.
Si bien sus comienzos en el mundo del cartel estuvieron ligados a la estética Art Déco, a partir de 1931 (cuando se afilia al partido comunista), sus trabajos comenzaron a adquirir un mayor compromiso social.

 

Su formación y sus colaboraciones realizando portadas, ilustraciones y fotomontajes en revistas culturales y políticas que se publicaron en Valencia durante los años 20-30 (como Estudios, Orto, Taula de Lletres Valencianes, La República de les Lletres o Nueva Cultura), permitieron a Renau desarrollar su técnica como fotomontador.

 

 

Influenciado por el constructivismo ruso (donde el cartel aparece como medio movilizador) y el fotomontaje político del alemán John Heartfield (dadaísta), Renau supo potenciar las posibilidades expresivas y plásticas del cartel para expresar los ideales de igualdad, progreso y solidaridad.

 

A lo largo del último año de la Guerra Civil Española realizó una serie de fotomontajes: Los 13 puntos de Negrín, que ilustraban el programa propagandístico del socialista Juan Negrín (basado en buscar apoyos internacionales para la causa republicana) y donde Renau realizó montajes fotográficos con absoluta libertad.

 

En 1939 el desenlace de la guerra trajo como consecuencia su exilio, primero en México (tras refugiarse en Francia, donde fue internado en el campo de concentración de Argelès-Sur-Mer) y desde 1958 en Berlín Oriental, lugares en donde trabajó como un gran cartelista y publicista.

 

En México conoció a artistas como David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, con quienes se inició en la realización de pinturas murales.

 

En esta etapa tuvo un extraordinario éxito como diseñador de carteles cinematográficos, que fueron el principal sustento económico de su familia.

  

Durante el exilio alemán realizó la serie Über Deutschland (Sobre Alemania) y otra serie de fotomontajes a color de critica política internacional, como la obra Autorretrato de gran capital en 1975, en el que representa el capitalismo (como pistolero) y sus consecuencias.

 

En 1976 Renau regresó a España aunque nunca dejó de residir en Berlín.

 

Su presencia y trabajo empezaron a estar de actualidad, por lo que en 1981 la revista Photovisión lanzó su primer número en España con un fotomontaje de Renau en portada.Photovisión nº 1, Julio/Agosto 1981

 

Infatigable pintor, cartelista, fotomontador, muralista… Josep Renau fue crucial en la introducción en España del uso de las vanguardias y la conciencia social del cartel.

 

En 1982 falleció en Berlín dejándonos un inmenso legado artístico donde su concepción del arte y la cultura como medios de agitación le llevaron a convertirse en una figura clave de la resistencia cultural española.

 

Natalia Alcalá

 

http://www.cultier.es/josep-renau-algo-mas-que-un-artista/

 


Envianos tus aportes a: artepalpueblo@gmail.com o por el link contactenos y los publicaremos.