JOROPO LLANERO

 

 

La paz es un juego raro

Del gobierno y la guerrilla

Parece que es complicado

Pero la cosa es sencilla

Es tirarse la pelota

Como James y Ospina

Cuando empezaron el juego

Parecía una mantequilla.

 

 

Nadie les puso cuidao

Disque eso era una pandilla

Y andaban echando vaina

Con escopeta y peinillas.

 

La cosa se fue creciendo

Y se aumentó esta semilla

Hay una mano de guerrilla

Diciendo que están luchando

Por esta Colombia linda

Pero a la hora de la verdad

Los que pierden son las familias.

 

Si yo fuera del gobierno

O yo fuera de la guerrilla

Yo si arreglaba Colombia de una manera sencilla

Primero que se acabara el egoísmo y la envidia

Y tanto politiquero

Que esa es la peor polilla.

 

Yo también fui liberal

Me gustaba la política

Pero como no entendía

Mi situación era crítica

 

Si usted tampoco la entiende

Sálgase camarita.

 

Fíjese que el presidente

Hace unas jugadas lindas

Cuando el agarra la bola

Más ninguno se la quita

Y nos mete unos goles

Que nos deja viendo chipas.

 

 

En estos días en mi casa

Mirando por las noticias

Mataban injustamente

Gente de razas distintas.

 

Y sacando las conclusiones

Que allí hablaba un periodista

Donde hay plata de por medio

No se puede hacer justicia.

 

Anonimo

 

 

 

 

 





YAKI ANTY (LLAQUI ANTI)

 

“El compuesto literal Runasimi” es decir, el mismo quechua (quichua en castellano). LLAQUI: Sentimiento, ANTI: andino, pretende promover del modo musical y con el argumento de la sensibilización el propósito de expresar a los nuestros la nostalgia que hoy en día se apodera del común citadino y nos favorece a declarar una historia que es de nosotros y que hoja a hoja en el tiempo, quiere que no se cierren los capítulos para hacer nuestra la tradición, reviviéndola o mejor aún ayudándola a vivir, por que esta nunca a muerto. Contando con la diferencia de tener a favor nuestro, el futuro comunicador, y nuestros principios de colombianos.

 

La idea consistirá, no en un párrafo de canciones o en un atado de partituras sino en vivir nuestras vidas sin paralelo y sin distancias alo que siempre fue nuestro, y hoy más que nunca a través de uno y mil medios queremos rescatar.

 

Las nuevas generaciones observan el horizonte, buscando plantear nuevas modas y mejores movimientos, pero en la espalda siempre llevaremos el legado de nuestras tradiciones “Colombia País Andino”, lengua de los seres humanos.

 

Yaki Anty aspira, pretende e intenta por medios musicales y de palabras armonizadas crear un puente entre las nuevas generaciones de las cuales en sabio porcentaje hacemos parte de la mitad, y la otra siempre estará ligada a nuestro pasado, ese que todos los días ignoramos, más allá de nuestras vidas y materializamos una o dos veces al año por fechas obligados, sin tener en cuenta que la tierra donde hoy y todos los días vivimos respira raza.

 

Lo que queremos expresar con estas palabras, es la nostalgia que sentimos los jóvenes por la perdida de las raíces andinas. De ahí parte la idea de formar un grupo musical, con el objetivo de rescatar este folclore como herencia de nuestros antepasados, y cultivar esta semilla en nuestra generación.